NUTRICIÓN ~ Reproducción

Durante la gestación es necesaria una alimentación óptima. En muchas ocasiones una alta mortalidad, problemas fisiológicos y morfológicos o una reducción del número de cachorros y gatitos por camada, puede verse condicionado por una mala alimentación. Es necesario que la hembra gestante tome un pienso de crecimiento (el mismo que se le da a los cachorros) durante toda la gestación. Pese a que la hembra gestante sea de raza grande, no está indicado dar en la gestación un pienso específico para este tipo de raza, ya que la materia energética que contienen es muy baja y no se adapta a las necesidades tanto de la madre como de los cachorros o gatitos.

CONSECUENCIAS DE UNA MALA ALIMENTACIÓN DURANTE LA GESTACIÓN:
- Aumento de la mortalidad neonatal
- Bajo peso al nacer
- Menor fertilidad y ovulación
- Camadas pequeñas
- Reabsorción fetal
- Anomalías congénitas
- Calcificación de tejidos blandos
- Reducción de la inmunidad y de la respuesta frente a la vacunación
- Pérdida de pelo y peso en las hembras


    © 2008 Ramón Gómez de la Serna Veterinarios. Todos los derechos reservados.