PARASITOLOGÍA EXTERNA ~ Flebotomos

Los flebotomos son insectos similares a los mosquitos, pero mucho más pequeños (2-3 mm), de modo que pasan desapercibido. Los flebotomos tienen preferencia por alimentarse de animales, aunque también pican al hombre. Puesto que se sienten atraídos por la luz, entran en las casas y pican a los perros domésticos y al hombre. El hábitat preferido de los adultos son lugares templados y resguardados de las corrientes de aire. Se pueden encontrar en muros de piedra, huecos en los árboles, casas en ruinas y sótanos mal ventilados. Su temperatura ideal es entre 22 y 28 ºC. Habitualmente pican entre el crepúsculo y la noche y en la región mediterránea son activos principalmente durante los meses de calor, No pueden viajar más de unos cuantos kilómetros, lo que explica el carácter local de la leishmaniosis. La leishmaniosis canina es endémica en España. Se distribuye por casi todo el país excepto la cornisa cantábrica e Islas Canarias y, debido al cambio climático (incremento de la temperatura global y la reducción de lluvias), tiende a expandirse por todo el territorio. Es conveniente acudir a la clínica para realizar controles veterinarios periódicos en los que se practiquen pruebas para detectar anticuerpos de leishmaniosis y desparasitar externamente de forma regular a nuestras mascotas. Existen preparados veterinarios que presentan efecto repelente contra los flebotomos, reduciendo el número de picaduras. En zonas endémicas (España), es aconsejable mantener a las mascotas en el interior de las casas durante la noche, evitando la actividad exterior durante el crepúsculo y la noche. Los flebotomos pueden atravesar las telas mosquiteras. Es imprescindible procurar que en la vivienda no haya zonas húmedas ni rincones con leña apilada, ya que es un escondrijo perfecto para estos insectos.

    © 2008 Ramón Gómez de la Serna Veterinarios. Todos los derechos reservados.