CUIDADOS BÁSICOS ~ Cuidados del gato

SOCIALIZACIÓN
La socialización de los gatos comienza desde los 0 hasta los 3 meses de edad. Por lo tanto es interesante que el gato conozca al mayor número de personas y a otros individuos de su misma o distinta especie con buen carácter. Esto le ayudará en un futuro a controlar el miedo a personas ajenas a la familia que entraran en casa.

JUEGOS
Nunca debemos jugar con las manos o los pies, pueden confundirlos por la noche con su “presa”. Jugaremos con juguetes apropiados para gatos que sean resistentes y lo suficientemente grandes para que no puedan ser ingeridos como por ejemplo cañas, pelotas, juguetes con movimiento, punteros láser etc...
Los gatos sienten debilidad por los juguetes con cat-nip, fomentan su actividad y gracias al ejercicio hacen que se mantenga en forma. Para que no se canse de los juguetes debemos variarle. Cada 10 intentos de caza hay que dejarle que lo coja uno.

HIGIENE
El arenero debe permanecer en un lugar tranquilo de la casa, donde no haya un tránsito constante de gente o de otros animales. Recomendamos un cuarto de baño. En el mercado existen varios tipos, si queremos darle un poco de intimidad los podemos encontrar cubiertos con puerta de entrada.
Debemos mantener la arena de la caja siempre limpia y cambiarla cuando el tipo de sustrato que le echemos los requiera.
El rascador ideal para un gato debe ser de esparto, sólido, resistente y que tenga posición vertical, nunca horizontal ni que se mueva constantemente. Para que hagan uso de él, debemos colocarlo debajo o justo al lado del lugar donde duermen. También son válidos y recomendados aquellos que tienen una cama encima o varias alturas para simular que duermen en un árbol. Elógialo cada vez que lo use.
El cepillado es importante si queremos evitar en gran medida las bolas de pelo, debemos utilizar un cepillo que se adapte a sus necesidades, espesor, largura, etc...

El cuidado de la boca es imprescindible. Mantener una buena higiene buco-dental previene enfermedades cardiacas, renales, hepáticas y sobre todo mantiene a raya las gingivitis, el mal aliento y la pérdida de piezas dentales. Para ello usaremos una pasta y un cepillo especialmente diseñado para gatos. En nuestra página web www.rgsveterinarios.com encontrará trucos y consejos sobre cómo iniciarse en el cepillado dental.
Los ojos, oídos y trufa deben mantenerse limpios, si no fuera así se debería acudir a la clínica.

TRANSPORTÍN Y VISITAS AL VETERINARIO
El gato siempre debe acudir a la clínica veterinaria en un transportín, nunca en brazos o envuelto en una toalla. Evitaremos usar transportines de mimbre, blandos o de difícil acceso tanto para el gato como para las personas que lo van a manejar. El modelo ideal de transportín para gato será de plástico rígido y que pueda quitarse la tapa superior.
Después de cada visita al veterinario, viaje o actividad estresante del gato, debemos lavar el interior del transportín con agua y jabón. Cuando el gato es pequeño podemos dejar el transportín unos días en una habitación y meter dentro de él juguetes, recompensas o un colchón para dormir, de manera que no lo relacione con algo negativo.
Cuando el gato sea adulto sacaremos el transportín un día antes de acudir a la clínica veterinaria para acostumbrarle y para que venir les resulte menos traumático.
Dentro del transportín podremos poner un manta o toalla y algún juguete que lleve cat-nip e incluso pulvertizar feliway Cuando lleguemos a la clínica veterinaria situaremos a nuestro gato en un lugar alto o seguro de otros animales. Nunca lo dejaremos en el suelo ni lo encararemos con otros perros o gatos. El estrés previo puede dificultar el reconocimiento veterinario.

ALIMENTACIÓN
El agua y la comida no deben estar nunca cerca del arenero. Si el gato no convive con más animales podemos ponerlo en cualquier rincón cómodo y de fácil acceso. Si convive con más gatos será necesario ponerles de comer en distintas alturas y distintos lugares para minimizar el estrés. Si en una misma casa conviven varios gatos pondremos tantos comederos como gatos haya. Con los areneros ocurre algo similar, a partir de 2 gatos pondremos más de uno. Con un bebedero será suficiente para varios individuos.
Los gatos son muy especiales con los olores, un comedero de plástico que tenga varios usos podría hacer que dejara de comer. Por ello evitaremos ponerles comederos y bebederos de plástico. Los usaremos de acero inoxidable o cerámica antideslizantes.
Como consejo para evitar que el gato pudiera comerse la comida del perro y viceversa, subiremos la comida del gato en alto y debajo del plato del perro pondremos un trozo de papel plata, a los gatos no les gusta el tacto. Los gatos son animales desérticos, beben muy poco agua. Si vieras que bebe más de lo normal o que cambias la arena con más frecuencia habría que avisarlo al veterinario.

DESCANSO
El sitio de descanso del gato debe estar alejado del arenero y de la comida pero a la vez debe ser accesible. Les gustan las esquinas acogedoras y cálidas. Puedes colocar ahí su cama o poner toallas o mantas. También les gusta descansar en alto, si no podemos proporcionarle un sitio existen en el mercado una gran variedad de camas en altura para ellos. Les gusta descansar sobre libros, papeles, periódicos etc….ese tipo de superficies les mantienen calientes.

EDUCACIÓN
Cuando son pequeños la educación es muy importante, debe dejarse cepillar, limpiar los oídos, ojos, boca, cortar uñas etc…Debemos hacer que lo relacione con una experiencia positiva y terminar con algún premio o recompensa. Cuando nos muerda o nos arañe fuerte jugando habrá que regañarle, nunca se le gritará ni pegará, podría ponerlo más nervioso y no entendería la causa. La opción correcta será apartarlo del juego e ignorarlo.
Es aconsejable tener un pulverizador de agua (como los que se usan en jardinería) a mano. Si arañase algún objeto de la casa le pulverizaríamos cerca de la cara sin que nos viera hacerlo o agitaríamos fuertemente una lata con piedras en el interior. Si mordiera algún objeto de la casa, le pondríamos unas gotas de vinagre ó limón en la boca y también en la parte del objeto que estaba mordiendo.

ADAPTACIÓN EN CASA
Guarda todas las sustancias venenosas o peligrosas Evita dejar por medio cuerdas, agujas e hilo, gomas etc…podría ingerirlos Guarda las bolsas de plástico en un lugar seguro, podría asfixiarse Ten especialmente cuidado con los cables eléctricos Mantén cerradas las puertas de los electrodomésticos, podría meterse dentro y ten especialmente cuidado con los cortantes y punzantes de la cocina Si la vitrocerámica es táctil evita que se suba encima. Hay productos que evitan que lo hagan, pregúntanos. Una gran variedad de plantas son venenosas para los gatos, evita el contacto. Algunas de ellas son: lirios, azaleas, narcisos, hojas y tallos de la planta del tomate, dedaleras, hortensias, filodendros, muérdago, flor de pascua, tejo, poto y algunos vegetales como la cebolla y el ajo.

ESTERILIZACIÓN
Siempre que no tengamos idea de criar con nuestro gato/a debemos plantearnos la esterilización. Los machos comienzan el marcaje en torno a los 6 meses de edad, orinándose en los sillones, camas, ropa etc… La edad que recomendamos para esterilizar es entre los 5 y los 6 meses de edad, ya que si dejamos pasar el tiempo puede convertirse en una conducta aprendida. Las hembras son poliéstricas estacionales, es decir, pueden tener múltiples celos al año con intervalos de tan solo unos días de descanso entre medias. Entran en celo más veces en los meses en los que hay más horas de luz. La edad ideal para la esterilización en ellas es en torno a los 6 meses de edad. Evitaremos que se escapen de casa en busca de machos y los constantes maullidos. Después de la castración su alimentación debe ser menos calórica dado que son tendentes a engordar. Se calcula que pueden obtener un sobrepeso de entre el 25% y el 33%.

    © 2008 Ramón Gómez de la Serna Veterinarios. Todos los derechos reservados.